Generalmente, el cuerpo se enfría solo mediante la sudoración. En los climas calurosos, especialmente con altos niveles de humedad, la sudoración no es suficiente. La temperatura corporal puede elevarse hasta niveles peligrosos y es posible desarrollar enfermedades causadas por el calor. La mayoría de ellas ocurren por permanecer expuesto al calor demasiado tiempo. Otros factores son el ejercicio excesivo para la edad y la condición física. Los adultos mayores, los niños pequeños y las personas enfermas o con sobrepeso tienen un riesgo mayor, advierten los expertos.


Las enfermedades relacionadas con el calor son: golpe de calor, una enfermedad peligrosa para la vida en la cual la temperatura corporal puede subir por encima de los 41°C en minutos. Los síntomas pueden incluir piel seca, pulso rápido y fuerte y mareos; agotamiento: enfermedad que puede preceder al golpe de calor, sus síntomas son sudoración profusa, respiración rápida y pulso acelerado y débil; calambres: dolor o espasmos musculares que ocurren durante el ejercicio intenso; en la piel: irritación por exceso de sudoración.

"

http://www.elvenezolano.com.pa/index.php/vida/salud/item/17975-el-aumento-de-la-temperatura-y-la-salud

"